Buenas prácticas: correcto uso de escaleras verticales

Las escaleras Verticales

 

Son elementos anclados permanentemente a una superficie vertical y del mejor sistema para acceder a un lugar al que se requiera subir o bajar, regularmente, con total seguridad. Las prácticas para el uso seguro de escaleras no son difíciles de entender, pero son fáciles de ignorar.

 

Las escalas fijas deben usarse a una inclinación no mayor de 90 grados de la horizontal, medido desde el lado de atrás de la escalera. La distancia entre los escalones o peldaños de las escaleras permanentes no debe exceder 30 cm y debe ser uniforme a lo largo de la escalera; Los peldaños deben ser con material resistente a resbalones, además deben contar con una plataforma de descanso y barandas

 

La utilización de una escalera vertical lleva implícito el riesgo de caída en altura, por ello, será obligatorio que el sistema disponga de alguna medida para evitar o disminuir dicho riesgo a nivel tolerable/aceptable.

 

Algunos riesgos derivados de su utilización de las escaleras verticales son:

 

  • En su utilización normal de subida o bajada.
  • Utilizando la escalera llevando cargas.
  • Subir o bajar de forma rápida
  • Saltar desde algún escalón de la escalera.
  • Falta de visibilidad.
  • Resbalones.

 

De acuerdo a la evaluación de riesgos realizada, la escalera podrá disponer  de los siguientes elementos estructurales contra el riesgo de caída en altura o de varios conjuntamente: Jaula de seguridad, plataformas de descanso y Línea de vida vertical. Elementos que ayudan a disminuir alguna afectación al operario en la caída. La conexión y desconexión de la escalera sólo podrá hacerse desde una zona o posición segura.

 

Normas de utilización

 

Todo trabajador que deba usar escaleras verticales deberá seguir las siguientes recomendaciones para su utilización:

 

  • Comprobar que la escalera no presenta defectos y está libre de sustancias resbaladizas, como pueden ser grasa, aceite, etc.
  • No subir o bajar cargado de herramientas o materiales.
  • Subir de cara a la escalera utilizando ambas manos para sujetar firmemente largueros laterales.
  • Situar el pie firmemente sobre cada escalón antes de transferir todo el peso a cada uno de los pies.
  • Subir o bajar tranquilamente sin prisas evitando hacerlo corriendo o deslizándose sobre los largueros.
  • No saltar desde cualquiera de los escalones de una escalera.
  • Nunca utilizar una escalera para otro propósito que no sea para el cual fue diseñada.
  • No ponga más peso en la escalera de lo recomendado.

 

Para tener en cuenta que las escaleras verticales de gran altura y que estén en zonas transitadas o de acceso público, se recomienda disponer de algún dispositivo que evite su acceso no autorizado para evitar que alguien distinto al personal autorizado acceda a ella.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email